Dentro del Proyecto de los deportes, los alumnos de 3º de Educación Infantil identificaron  el esfuerzo como una actitud de superación y de mejora.

Clasificaron, en lo que llamamos clasificación descendente en TBL, distintas actividades según el tipo de esfuerzo que lo hace posible: físico, intelectual o emocional.

El TBL (Thinking Based Learning) o Pensamiento Crítico fue desarrollada por el profesor y filósofo Robert Swartz de la Universidad de Harvard, director del Center for Teaching Thinking, considerado una de las personalidades más influyentes en el ámbito de la Educación a nivel mundial, que fue quien certificó al Colegio Alcaste-Las Fuentes como centro TBL en 2017, después de varios años de trabajo contando con su asesoramiento.

TBL es un método activo de enseñanza centrado en el alumno, en el que se prioriza el razonamiento por encima de la memorización de los contenidos.

Requiere del uso de procedimientos de razonamiento con la toma de decisiones, comparar y contrastar, predecir, etc. y también algunas rutinas de pensamiento como la escucha activa y el análisis de algunas ideas.

El papel de la profesora es aprender a preguntar a sus alumnos y entrenarles en cómo usar algunas de las herramientas, como los organizadores gráficos y las preguntas específicas, y  el trabajo de los alumnos se realiza de forma cooperativa.