A lo largo de una semana todos los cursos de Primaria estuvieron haciendo un proyecto interdisciplinar.

El tema fundamental fue la alimentación y los contenidos de las distintas materias se relacionaron con la alimentación, la base de una dieta equilibrada, consumo responsable de alimentos, solidaridad con las desigualdades mundiales, OMS, Mercado-Supermercado, alimentos y geografía.

El proyecto, cuyo objetivo era desarrollar una serie de competencias y de capacidades, comenzó con una pregunta y las alumnas a través de esa pregunta irían descubriendo un producto final, que saldría de textos y actividades que se realizaron a lo largo de la semana.

En Lengua se trabajaron textos de José Andrés, uno de los mejores chefs del mundo que se ha destacado en el ámbito de la ayuda humanitaria. En Matemáticas los precios de los productos, gastar más… gastar menos. En Ciencias Naturales se trabajó la pirámide alimenticia, las proteínas, los lípidos, las características de cada alimento. En Religión la solidaridad, la empatía, compartir lo que tenemos y ayudar a los que más lo  necesitan  y así, en cada asignatura.

En Religión, de 3º de Primaria, su profesora Monte Regaña quiso unir todo este trabajo a que las alumnas también pensaran en las necesidades de los más desfavorecidos y para ello se comenzó con esta pregunta: ¿Me ayudas?

Se les mostró una imagen de una niña de África donde sólo comen una vez al día, comparándolo con las cinco veces que ellas tienen la oportunidad de hacerlo a lo largo de la jornada.

Se hicieron grupos para ir a un supermercado, se fijaron en los productos que había y en sus respectivos precios. Cada una llevaba su dinero, tenían que restar, sumar…

Compraron alimentos y los llevaron para que los distribuyeran de la mejor manera posible al Banco de Alimentos, que está muy cerca del colegio.

Así finalizaron este proyecto disciplinar en el que se puso de relieve que lo más importante siempre son las personas.