Las profesoras de Educación Infantil, Cristina Vaquerizo y Beatriz Rodríguez, trabajan con el método Jolly Phonics en sus clases de inglés. Un programa de aprendizaje de la lengua, basado en letras o fonemas, y las diferencias a la hora de pronunciarlos, que pretende facilitar una aproximación a la lectoescritura mucho más amena, natural y eficiente.

En esta ocasión y con el objetivo de afianzar el fonema “j”, realizaron un taller de “Jelly and Jam” (Gelatina y Mermelada), ya que es un sonido bastante confuso para los alumnos: no suena como en castellano y su grafía es similar a la “i”. Así pues, para lograr recordar este fonema, los alumnos de 2º y 3º de Infantil aprendieron la canción “jelly and jam, jelly and jam, jiggling on the plate, oh what will I eat with it? j j j j”. Además, como el aprendizaje vivencial y manipulativo es el más significativo, al mismo tiempo, cocinaron su propia gelatina.

Asimismo, trabajaron un vocabulario que contuviese dicho fonema y, finalmente, elaboraron un fantástico picnic con sus gelatinas y mermeladas individuales, siguiendo toda la normativa del protocolo Covid actual.

Jolly Phonics es un método de aprendizaje que llevamos años trabajando en las aulas de Alcaste. Este enseña los sonidos de manera multisensorial, divertida y atractiva para que los niños aprendan a leer y escribir en inglés, utilizando el sonido de las letras. De hecho, se trata de un aprendizaje fonético que ayuda a mejorar el oído, el habla y el vocabulario. 

Esta metodología nace en el Reino Unido y parte de la utilización de tres premisas: la imagen, el movimiento y el sonido.