Desde el colegio queremos fomentar la solidaridad y la preocupación hacia personas o colectivos más desfavorecidos.

A principio de curso se repartieron a las alumnas de 3º de Primaria unas huchas y les explicaron el proyecto solidario que llevarían a cabo durante los próximos meses.

Una formación complementaria, que en este año de la Primera Comunión hiciera despertar en ellas una sensibilidad hacia los que no tienen nada y le hiciera darse cuenta de la gran suerte que tiene cada una por el mero hecho de nacer en otro lugar.

Kangemi es uno de los suburbios más pobres de la capital de Kenia. Cuenta con más de 100.000 habitantes que viven en chabolas. Está situado al lado de Kawangware (otro de los barrios más pobres de Nairobi) y no tiene ni sistema de alcantarillado.

Food Programme que Kangemi Primary School  apela a la solidaridad y se pretende conseguir un bono de comida para los aproximadamente 2.100 alumnos que aún no pueden pagarlo.

No comen apenas en todo el día. Suelen ir al colegio en ayunas y se muestran nerviosos e inquietos. El director del colegio manifiesta en su carta que si los alumnos almorzaran en el colegio estarían más motivados y centrados en sus estudios, “Esta comida, nos dice, constituye todo los que algunos niños de este barrio pueden comer durante todo el día.  Y la malnutrición es uno de los mayores enemigos de la educación en nuestro continente”.

Para conseguir el objetivo de lograr 2.100 bonos de comida para Kangemi, las alumnas de 3º de Primaria han ido ahorrando poco a poco durante este curso para ayudar a estos niños, siendo la recaudación de las huchas de 690 euros.

¡Muchísimas gracias por vuestra generosidad!