“El colegio tiene la misión de servir a la sociedad en la que vive”

1) Irene: ¿Qué balance haces de este curso?

Mirando ahora el curso con perspectiva creo que es para estar orgullosos de los alumnos y de las familias del colegio. Este año empezó complicado y se ha desarrollado con bastante “normalidad” gracias a la responsabilidad de los padres, alumnos y personal del colegio. Veníamos de un confinamiento complicado y la vuelta a las aulas, aunque era algo deseado, éramos conscientes de que la teníamos que hacer bien. Organizar y dirigir un colegio en esta situación era un desafío que ha finalizado con éxito gracias al esfuerzo de todos.

Desde el principio de curso todo nuestro esfuerzo ha estado enfocado en dar la mayor normalidad posible a la tarea más importante que tiene Alcaste: educar y formar a sus alumnas y alumnos.

2) ¿Cómo han terminado las alumnas de 2º de Bachillerato?

Este año, con la nueva organización en grupos burbuja, he tenido la suerte de que mi despacho estuviera muy cerca de uno de los grupos de 2º de Bachillerato y he podido ver detrás de sus mascarillas ilusión y también, en ocasiones, cansancio pero en sus voces había determinación para conseguir estudiar lo que se han propuesto. Y así ha sido, han conseguido la mejor nota en la EBAU de La Rioja y con unos expedientes altísimos. A día de hoy tenemos alumnas que han entrado en Medicina, Ingeniería, Arquitectura, ADE, en las Fuerzas Armadas… realmente, una gran promoción.

3) ¿Cuál es el estilo educativo del colegio? ¿Aquello por lo que crees que son reconocidos nuestras alumnas en el exterior?

Nuestro estilo educativo es un estilo cercano, optimista, alegre, innovador y en el que siempre se apuesta por los alumnos y las alumnas. Intentamos que conozcan valores y desarrollen virtudes, que conformen un poso capaz de ayudarles en los momentos futuros de sus vidas. Sabemos que esta forma educar es comprometida y esforzada pero merece la pena y no se podría conseguir sino es a la luz de un humanismo cristiano que refleja ese tipo de hombre y de mujer generosa que hace una apuesta incondicional por cada una de las personas que tenemos al lado.

Detrás de cada proyecto educativo innovador, de cada decisión académica y formativa del colegio está una visión abierta del ser humano que entiende que cada uno de nosotros valemos mucho y que el compromiso personal de cariño y confianza es central en nuestra manera de educar. Por eso somos un colegio abierto a toda la sociedad en el que se protege la libertad y se fomenta la colaboración social. El colegio tiene la misión de servir a la sociedad en la que vive y dirigir un colegio así es un privilegio.

4) Este curso se han logrado más titulaciones externas de idiomas que en cursos precedentes. ¿Cada vez las familias están más preocupadas por los perfiles lingüísticos? ¿Los alumnos están más motivados?

En este curso se han presentado muchas alumnas y los resultados han sido muy buenos. En concreto, el 90% de las alumnas de 2º de Bachillerato han salido de Alcaste con un nivel B2 o más, tanto en inglés como en francés.

Los padres y las alumnas saben que los idiomas son básicos en el desarrollo de un currículum educativo. Vivimos en un mundo interconectado, donde tener al menos dos o tres idiomas para comunicarse es imprescindible. Nuestras alumnas optan por carreras bilingües o por estancias universitarias en el extranjero gracias al nivel de idiomas que tienen. La internacionalización de los estudios es básica para el mundo profesional y nuestras familias lo saben; por eso ayudan a sus hijos, eligiendo colegios como el nuestro, a mejorar su perfil lingüístico.

5) ¿Cuáles son las señas de identidad del colegio? ¿Qué crees que es lo que más valoran los padres?

Una de las señas de identidad es que en este colegio educamos junto con la familia. Nosotros no nos contentamos con que nuestros alumnos adquieran contenidos, queremos ayudarles a que sean la mejor versión de sí mismos y eso solo podemos hacerlo junto con los padres. Esa complicidad es una de las señas con las que se identifica Alcaste. Otro aspecto central de nuestro colegio y de nuestro modelo es la cercanía de los alumnos con el profesorado, el clima de confianza y respeto que se vive hace que nuestros alumnos y alumnas se encuentren cómodos “para aprender” y  “para ser”. Creo que una de las cosas que más se valora es la seriedad y el rigor con el que se trabaja para conseguir cualquier objetivo académico y personal que los padres se plantean con sus hijos e hijas.

6) ¿El colegio ha estado preparado para afrontar el reto tecnológico que ha sido crucial para combinar la enseñanza online y presencial? ¿Qué se ha avanzado con respecto a cursos anteriores?

En Alcaste- Las Fuentes sabemos que la tecnología ha venido para quedarse y forma parte del colegio. Es una herramienta básica que hay que saber utilizar y que hay que enseñar a usar. El año pasado con el confinamiento nos dimos cuenta de que la tecnología acercaba espacios y gracias a ella pudimos llegar a las casas de los alumnos. Pero la educación online para que sea de calidad, también, presenta sus retos y hay que trabajar en ellos porque nuestros alumnos se merecen una educación seria y rigurosa. No se trata solo de dotar al centro de medios tecnológicos, colocando cámaras en las clases, iPads, ordenadores, … hay que estar cerca del alumno para saber qué ha entendido, cómo puede aprender un contenido concreto o adquirir una competencia, y es que la tecnología nunca podrá sustituir al profesorado aunque es una herramienta básica Esta vuelta de tuerca tecnológica, vivida durante este curso, nos ha llevado a una reflexión sobre diferentes aspectos académicos de importancia, como por ejemplo, la evaluación, proyectos nuevos que comenzaremos a implantar el curso que viene, acercamiento del aula a la calle,… y es que hemos aprovechado la situación para mejorar nuestro proyecto.

7) Los alumnos y el profesorado han respondido de manera extraordinaria a todas las medidas de seguridad, ¿te lo imaginabas así?

Pues, si te digo la verdad, no era capaz de imaginarme nada. Durante los meses de verano nos habíamos esforzado muchísimo por preparar el colegio para ajustarlo al Plan de Contingencia y que sanitariamente fuera seguro y no perdiéramos calidad educativa. El colegio iba a ser tan distinto que sólo cuando empezó a funcionar vimos que las piezas iban encajando. Nuestro personal docente y no docente ha sido muy generoso con su tiempo y esfuerzo, cada nuevo ajuste, cada cambio siempre los han afrontado con optimismo y alegría. Tener personas que trabajen como lo hace todo el personal de Alcaste es garantía de éxito y desde aquí quiero aprovechar para agradecerles su labor.

Sí que quiero resaltar el comportamiento de todos los alumnos y alumnas, especialmente los de Infantil- porque para ellos ha sido la parte más difícil y han tenido un comportamiento ejemplar. Uno de los indicadores para medir la calidad de un centro es cómo se comporta ante situaciones extraordinarias y en eso Alcaste- Las Fuentes se ha llevado la mejor nota.

8) Este año, debido a la pandemia, los alumnos han necesitado más socializar, venir al colegio, ser atendidos por el profesorado…. ¿Cómo lo habéis percibido desde el colegio?

En Alcaste se cuida mucho el trato personal y la cercanía a los alumnos y los padres, no solo en las tutorías sino en el día a día. Personalmente te diré que este curso he echado de menos a los padres. En el colegio los padres siempre han estado muy presentes y este año solo verlos online nos ha resultado extraño y triste. Espero que el curso que viene volvamos a verles por las aulas, volvamos a tenerles por las salitas de tutoría, tengamos a nuestras madres del Taller ayudándonos, se renueven los encuentros familiares en el “txoko” del colegio, todas las reuniones de padres sean presenciales,… ojalá vuelvan a entrar en el colegio como antes, porque los padres y madres en el colegio son fundamentales.