• Español
  • English

La persona, lo primero. 

Te acompañamos en el camino.

234243234234

 

El colegio Alcaste ha conseguido el sello “I Can”, otorgado por la organización Design For Change y patrocinado por la Fundación Telefónica a través de un proyecto sobre el camino de Santiago.

Design for change es un movimiento Internacional que busca, a través del pensamiento de diseño, que los alumnos realicen proyectos para mejorar el mundo desarrollando el emprendimiento, las IIMM y los valores.

El Camino forma parte de nuestra cultura, y nos dimos cuenta que no se conoce en profundidad el espíritu que encierra y los valores que se desarrollan, por eso nos pareció interesante realizar un trabajo sobre este tema aunque con un enfoque distinto.

Los contenidos que trabajamos se enmarcan dentro de la asignatura de Religión y de Ciencias Sociales, se trataba de desarrollar procesos de aprendizaje y capacidades estimulando y potenciando sus competencias cognitivas, afectivas y sociales. Este proyecto estaba encaminado a estimular la creatividad y el pensamiento divergente, las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional entre otros muchos aspectos.

Objetivos:

 

1. Estimular el pensamiento creativo a través de actividades abiertas y participativas.

2. Desarrollar las Inteligencia Múltiples.

3. Desarrollar la capacidad artística y el trabajo cooperativo.

4. Desarrollar y profundizar en el conocimiento de nosotros mismos y nuestra relación con los demás a través de la Inteligencia emocional, potenciando la empatía y la capacidad de relación.

5. Fomentar la imaginación y la capacidad de asombro.

6. Potenciar la capacidad investigadora.

7. Conocer los valores profundos que subyacen y se desarrollan en esta ruta de peregrinación.

8. Practicar idiomas: inglés, francés, castellano, chino…

9. Aproximarse a otras culturas, otros modos de ver la vida…

 

Metodología:

Ha sido una metodología pluridimensional, global e integradora así como activa, han sido actividades vivenciales, una metodología innovadora y centrada en el alumno porque el protagonismo – así lo quisimos – lo ha tenido en todas las fases del proyecto.

En una ocasión leí una cita de Weinstein que me hizo reflexionar mucho “… en ningún lugar (solo en los colegios) se encuentran grupos numerosos de individuos que conviven en espacios reducidos durante tantas horas y a pesar de ello, deben rendir con total eficacia en complicadas tareas de aprendizaje e interactuar con armonía”, por eso me propuse salir a la calle , buscar otros espacios y alternar el aula con otros lugares.

 

Temporalización:

Durante el mes de mayo de 2015 se desarrolló la primera parte del trabajo, el jueves 19 de ese mes organizamos los distintos stands de acogida y posteriormente en el mes de junio recorrimos un tramo del camino.

Nos propusimos realizar un trabajo previo de investigación en grupos y después con todos esos conocimientos pasar a la acción; pensamos que cuanta más información tuviéramos del tema mejor afrontaríamos el proyecto.

Dividimos la clase en grupos de cuatro y cinco alumnas y a través de un trabajo cooperativo plasmaron en murales los distintos aspectos objeto de estudio: el sentido de la peregrinación, quien es el Apóstol y el hallazgo de su tumba en un momento histórico concreto, la historia del camino, los símbolos que portan los peregrinos, los distintos caminos que conducen a Santiago, los monumentos religiosos y artísticos del camino y el sentido cristiano de la peregrinación.

Una vez elaborados los murales y presentados al resto de la clase pasamos a la acción, nuestro objetivo era mejorar la acogida de los peregrinos a nuestra ciudad pero lo hicimos después de una tormenta de ideas donde surgieron muchas iniciativas diferentes. Primero escribimos todos los conceptos que nos iban surgiendo sobre el camino sin filtro alguno, se trataba de escribir en un posit las ideas y pegarlas sobre un papel continuo colocado en la pared del aula, después agrupamos los conceptos en temas: Valores, necesidades materiales, Indumentaria…y entre todas decidimos los focos en los que nos íbamos a centrar, seleccionamos dos de ellos : las necesidades materiales y los valores y experiencias del camino, un aspecto que nos parecía interesante que compartieran con nosotras y a su vez constituirnos nosotras en altavoz de todas esas ideas y sugerencias para que más gente participara de los valores y virtudes que se desarrollan en la vida de un peregrino.

Nuevamente en grupos de cinco pensaron como materializar en concreto ese proyecto, la idea la teníamos pero ahora teníamos que pasar a la acción para ello tenían que plantear cada miembro del grupo diez propuestas encaminadas a mejorar la acogida de peregrinos y a la recogida de experiencias, el que lo teníamos claro ahora necesitábamos el como.

Se expusieron las propuestas, se mostraron los prototipos y llegamos a las acciones concretas que desarrollaríamos.

 

Las ideas fueron:

– Confeccionar un libro y recoger las experiencias / vivencias y valores que destacan los peregrinos.

– Elaborar galletas con un mensaje de papel de ánimo en su interior.

– Llevar un buzón de sugerencias donde expondrían en mensajes los peregrinos lo que agradecen cuando llegan a una ciudad, buzón que llevamos al albergue de peregrinos de la ciudad.

– Pedirles que destacasen un valor del camino y escribirlo con rotulador permanente en un vasito de plástico en el que pondríamos una bebida.

– Regalarles un marca páginas de Logroño, aportación del Ayuntamiento.

 

Contactamos con la Concejalía de Juventud, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Logroño, les contamos nuestro proyecto, la idea les entusiasmo y decidieron ayudarnos con unos marca páginas de Logroño que entregaríamos a los peregrinos como detalle de su paso por nuestra ciudad.

Nos preguntamos como sería el día a día de los peregrinos, necesitábamos conocerles mejor y así fue como decidimos entrar en contacto con ellos y nos propusimos hacer entrevistas a tres peregrinos cada pareja de alumnas; les preguntaron su nombre, su nacionalidad, que detalles agradecían cuando llegaban a una ciudad nueva y a un albergue para descansar y reponerse del cansancio del día y además que nos contaran alguna anécdota o vivencia del camino.