• Español
  • English

La persona, lo primero. 

Te acompañamos en el camino.

234243234234

El Obispo de nuestra diócesis, D. Carlos Escribano, vino a vernos al colegio, a quien recibimos con gran alegría y agradecimiento.

Todos los días del mes de mayo, a primera hora de la mañana, los niños de Infantil rezan ante la imagen de la Virgen que se encuentra en el pasillo, junto a la puerta de Entreviñas. Una imagen grande, colocada a la altura del suelo, para que los niños se acerquen sin dificultad y lleguen hasta ella, para llenarla de besos. En esta ocasión, junto con nuestro Obispo, rezaron a la Virgen, cantándole una canción.

Después, le esperaban las alumnas de ESO y de Bachillerato, a las que dirigió unas palabras sobre la Misión Diocesana y el Sínodo de los jóvenes, en el que D. Carlos participó activamente.

Felicitó a nuestra alumna de Secundaria, Paula Grijalba, que ese día celebraba su cumpleaños, y le dio la oportunidad de que le hiciera una pregunta para hacérsela llegar al Papa. Después de pensarlo un poco Paula formuló lo siguiente: “¿Cómo evangelizar?”. Nuestro Obispo le dijo que le haría llegar la respuesta del Papa al interrogante que ella había formulado.

También tuvo un encuentro con las alumnas de 3º de ESO, que este año se van a confirmar.

A las 11 celebró la Santa Misa en el oratorio del colegio. Allí estaban reunidos algunos padres, madres del taller, profesoras y alumnas de Primaria.

Para despedir a D. Carlos Escribano estaban las alumnas de Primaria, que cantaron con él el himno a la Virgen de Valvanera, Patrona de La Rioja.

Las alumnas de 3º de Primaria, que este año han hecho la Primera Comunión, le entregaron un sobre con un generoso donativo para la Misión Diocesana.

Para finalizar, D. Carlos se dirigió al taller de madres de Alcaste para conocerlas e interesarse por toda su labor, de tantos años, en favor de los más necesitados, de distintas partes del mundo.

Las madres le obsequiaron con un aperitivo y con algunos regalos hechos por ellas.

Un día para recordar, en el que agradecemos a nuestro Obispo su visita, su preocupación por todos y su cariño de buen pastor.