Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

Ver más fotos. 

En 1° de Infantil han aprendido cuatro emociones básicas: joy, sadness, anger y surprise.

Las trabajaron con bits de inteligencia y con canciones, como “If you’re happy and you know it”. Además, lo integraron como parte de la rutina: todos los días se les pregunta cómo se sienten y pensamos, entre todos, motivos para situarnos en cada emoción.

También las han ido aprendiendo a través del cuento “El monstruo de colores”. Mientras que en el resto, aunque no las traten como tema principal, se hace una pausa para preguntar a los niños cómo creen que se sienten los personajes en cada situación, animándoles, muchas veces, a cerrar los ojos e imaginárselo.

En 2° de infantil trabajaron lo mismo que en 1°, pero aumentando el nivel de dificultad. Aprendieron la emoción de “disgust” y “fear”, y jugaron a ser actores.

Salen a nuestro “escenario”, cierran los ojos y piensan en algo que les coloque en esa emoción, poniendo la cara que la representa. Los compañeros tienen que adivinar cuál es. A la vez que el contenido, se premia el uso del idioma.

Hicieron un mural que podéis ver en el álbum de fotos. Dividieron las emociones en equipos, tenían que dialogar con sus compañeros y cada equipo, y dibujar situaciones que les colocaran en la emoción que les había tocado. Posteriormente lo explicaban y lo ponían en un mural común. Para finalizar, reflexionaron sobre ello.

En 3° de infantil se les explicó la culpa, la curiosidad y la admiración. Como están con el centro de interés del cuerpo humano, reflexionaron sobre cómo el cuerpo manifiesta cada emoción.

También hicieron un juego que consiste en el dibujo de varias circunferencias en la pizarra. Salen dos alumnos, uno es el actor y otro el pintor.

Al primero se le enseña una tarjeta con una emoción y este tiene que poner la cara  correspondiente a la misma, pintándola dentro de la circunferencia (los compañeros se fijan en cómo están los ojos, la boca, la frente…).

Posteriormente, el resto tiene que adivinar la emoción a través del dibujo.