Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo. (B.B. King)

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía. (Confucio)

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender. (A. Einstein)

Eso es el aprendizaje. Entender de repente algo que siempre has entendido, pero de una manera nueva. (D. Lessing)

La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (B. Spinoza)

La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. (N. Mandela)

El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas (S. J. Harris)

Si un niño no puede aprender de la forma en que enseñamos, quizás deberíamos enseñar como él aprende (I. Estrada)

El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información (A. Einstein)

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: 'Ahora los niños trabajan como si yo no existiera. (M. Montessori)

El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (A. Turgot)

Donde hay educación no hay distinción de clases. (Confucio)

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. (Séneca)

Es imposible educar niños al por mayor; la escuela no puede ser el sustitutivo de la educación individual. (A. Carrel)

La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa… (E. Tierno Galván)

Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender. (A. Graf)

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice. (C. G. Jung)

Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia. (H. Adams)

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea. (M. Montessori)

Profesor: que te ilusione hacer comprender a los alumnos, en poco tiempo, lo que a ti te ha costado horas de estudio llegar a ver claro. (S. Josemaría)

El adjunto a la Dirección General del Grupo Educativo COAS advierte -en una entrevista a EFE, publicada en el diario La Rioja y en Deia– sobre la “clara repercusión” en la falta de oportunidades del menor que tiene el uso abusivo de las pantallas.

Fernando García, adjunto a la Dirección General del Grupo Educativo COAS y autor del libro “La batalla del móvil. ¿Cómo ganarla en el hogar?”, ha asegurado -en una entrevista a EFE, publicada también en el Diario La Rioja- que la “dependencia al teléfono móvil en la infancia dificulta la socialización y el desarrollo de la imaginación”. Un panorama, lamenta, en el que las pantallas adquieren más protagonismo que la persona que está delante y que, en ocasiones, genera un “ocio solitario”:

En este sentido, ha explicado que hay muchos niños que “no saben divertirse sin una pantalla, que no juegan al aire libre, ni son capaces de inventar juegos”, lo que tiene una “clara repercusión” en la falta de oportunidades del menor y genera, por ejemplo, “problemas para relacionarse con otros”. Sin embargo, insiste: “en mayor o menor medida” todos somos usuarios habituales y no hay que “confundir dependencia con adicción”.

Preguntado por la prohibición de móviles en las aulas, Fernando García aboga más bien por regular. Esto supone que en algún momento se pueda utilizar el dispositivo, como cuando un profesor “proponga una actividad que lo requiera, pero no puede ser usado para el ocio”. El fin, evitar que los alumnos hagan un uso indiscriminado del teléfono durante la jornada escolar.

Por último, sobre la edad óptima para poseer uno, añade que “no la hay”. El requisito, ver cuándo va aportar más ventajas que inconvenientes y siempre en función de su independencia y madurez.

Leer artículo La Rioja.

Leer artículo Deia.